CONI + PEDRO

Después de más de 6 años juntos y de pocos meses de preparación, por fin llegaba nuestro día, ese día que esperábamos con ansias, El día de nuestro matrimonio. 
Queríamos que todo fuera como siempre lo imaginamos, en un hermoso salón, muchos invitados con los cuales compartir nuestra alegría, una ceremonia al aire libre y también queríamos imágenes que quedaran para siempre en nuestro recuerdo.
Gracias a Dios todo eso que quisimos se pudo cumplir en una tarde noche fría de un 25 de mayo. Teníamos muchos nervios, al ver que comenzaban a llegar los invitados. Después de un momento ya estaba todo listo. Fue una linda ceremonia bajo una noche estrellada, luego comenzó el cóctel acompañado con un saxofonista que fue un regalo que nos hicieron, mientras nosotros guardábamos con fotos momentos inolvidables con la gente que nos acompañó ese día. 
Al pasar al salón pudimos disfrutar de una comida exquisita y un buffet de postres que fue una de las cosas que mas agradecieron nuestros invitados. Mientras nuestros invitados disfrutaban pasamos al centro de la pista para el Vals, un momento mágico y a la vez divertido, ya que, teníamos una sorpresa para los que nos observaban. Pudimos compartir bellos momentos en el bailable, para luego hacer una pausa y pasar al momento clásico de un matrimonio, lanzando el ramo para las solteras y la corbata para los solteros.  Terminamos la noche con un entretenido cotillón para nuestros invitados mientras seguíamos bailando y disfrutando. 
Fue una noche hermosa, de ensueño, llena de momentos inolvidables y de miles detalles que fueron preparados con mucho amor. Generalmente dicen, que en el matrimonio los novios no disfrutan nada y que es solo estrés, pero nosotros teníamos un increíble equipo, familia y amigos, por lo que pudimos disfrutar cada segundo en su totalidad.

Estamos en línea en estos momentos.